LOS ANCHIMALLEN DE LA PATAGONIA: OVNITAS DEL PRECOLOMBINO, por G. Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux Clement).

PATAGONIA – Anchimallen – Foo-fighters precolombinos – Whitley Strieber – Hechiceros y mitos Patagonia y Tierra del Fuego por Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux).
“Presencia de los Foo-fighters en aquellos tiempos, y seguramente que antes.

Esta perla la hallé en el libro HECHICEROS Y MITOS DE LA PATAGONIA Y DE TIERRA DEL FUEGO, página 15, editado por Ed. Gardenia., en 1.982 en Buenos Aires, cuyo autor es ALBERTO VULETIN.

El autor dice textualmente que los patagones (habitantes precolombinos de la Patagonia Argentina) “creían” en la existencia de

unos enanos malvados y peligrosísimos que denominaban ANCHIMALLEN, que se les aparecían con la forma de bola de

fuego.

Los Anchimallen son nuestros Ovnitas.

Este sería otro indicio histórico de la presencia de las bolas de fuego metamorfoseables en OVNITAS.

Fíjense que estos indios, para denominarlos hasta tenían una palabra especial: ANCHIMALLEN.

¡Quiere decir que verlos era cosa corriente, y desde tiempos remotos!

“_ Anchimallen por todos lados, y en todas las épocas, ahora ya van por la recta final,… llegando al disco…¡Qué pingos!

¡Anchimallen para todos nomás!”

Esperemos que no se hayan salido de pista y que no sean los autores de los incendios de bosques.

Las palabras satisfacen las necesidades comunes de la comunicación entre los individuos de un grupo o tribu o nación.

En los pueblos antiguos no se generaba un vocablo si no era necesario.

Ese idioma no tiene muchas palabras.

Quiere decir que ANCHIMALLEN se usaba frecuentemente. Y aún hoy. (Ay, ahora sé porqué de chico en casa me daban

este sobrenombre).

Pero gracias aparte, por algo se le decía “La tierra maldita” y ahora que casi no se los ve, todos la llamamos: “La tierra bendita”:

del petroleo y de la grandeza natural.

(Oh, Amigos lectores. Permitan una disgresión en homenaje a la Patagonia Argentina, a la que amo. No puedo con este

sentimiento inmenso de amor, que tengo que desahogar ya, porque me desborda. A la Patagonia la he recorrido en auto, a lo

largo y a lo ancho. Es un lugar único en el mundo por su diversidad de hermosuras. Miren: En el territorio del Chubut – grande

como un país europeo – hay bosques petrificados, y los lagos más bellos, bosques de coníferas, ríos y riachos, ballenas y lobos

marinos en la Península de Valdés. Santa Cruz es una zona fabulosa. Cuenta con el Parque Los Glaciares donde no solamente

está el Ventisquero Moreno conocido mundialmente, sino el Lago de los Témpanos, y otras innumerables bellezas. Toda la

precordillera de los Andes Argentinos es fantástica, y excepcional. La luz en verano viene casi horizontal, y da a las cosas un

toque fantasmagórico. La soledad de planicies inmensas es otro atributo de belleza cada vez más raro en este mundo poblado.

Disculpen este arrebato de amor intenso por una zona que objetivamente merece nuestra visita turística. Tierra del Fuego, los

Canales, y el Estrecho de Magallanes, no son el fin del mundo, sino el comienzo también de su enamoramiento por estos sitios

de una hermosura excepcional. Neuquén es otro lugar extraordinario: posee el único bosque de arrayanes del mundo. LA

PATAGONIA ARGENTINA no ES una maravilla, sino LAS MIL Y UNA MARAVILLAS DE LAS AMERICAS).

Los Anchimallen son los mismos Ovnitas enanos que denunció el célebre novelista Strieber, autor de Communion.

Modernamente hay testigos que los han inculpado, luego de experiencias escalofriantes, algunas de las cuales se relatan en

capítulos avanzados.

Hago notar que el libro de ALBERTO VULETIN editado en 1.982, nada tiene que ver con Ovnis ni con Ovnitas.

De manera tal, que la información no puede ser tildada de interesada, o de distorsionada.

El vocablo existe desde épocas precolombinas con independencia del libro de VULETIN, que solamente es mi fuente de

información.

En Ovnilogía las “bolas de fuego” son conocidas con la palabra Foo-fighters.

Durante la segunda guerra mundial mantuvieron en combate a las fuerzas armadas de Norteamérica en un episodio sucedido en

1.942 sobre LOS ANGELES.

Que se confirmó en 1.974, estando en vigencia el ACTA SOBRE LIBERTAD DE LA INFORMACION, cuando se publicó

un Memorandum del General George Marshall de fecha 26 de febrero de 1.942.

Mas adelante me ocupo del incidente Strieber, y de otros, que involucran a los enanos polinómicos.

Por ser este espacio Web escaso, omito publicar otras probanzas históricas indubitables (cerca de la decena), que encontré en

libros que nada tienen que ver con los Ovnis ni con los Foo-fighters u Ovnitas.

A renglón seguido diré porqué las Fuerzas de Seguridad de los Estados Unidos no derribaban a las bolas de fuego.

Para convertirse en Foo-fighters o bolas de fuego, estimo que traducen el código de la materia.

Y las balas de materia no les alcanzan”

 

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux),

 

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

 

————-&————————-

 

AVISO LEGAL:

COPYRIGHT @ DR. EDUARDO BRIEUX – 2.000.

DEPOSITO LEGAL Nro. E. 62.995.2.000 –

GRAND JOVIALISTE. COPYRIGHT @ DR. EDUARDO BRIEUX – 2.000.

DEPOSITO LEGAL Nro. E. 67.140.2.000.

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN REAL O VIRTUAL

TODOS LOS DERECHOS ESTÁN RESERVADOS

 

————&————————-