EL TIEMPO PASA Y CRECE LA ADMIRACIÓN POR LA FIGURA DE VITO DUMAS, por G. Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux Clement).

EL TIEMPO PASA Y CRECE LA ADMIRACIÓN POR LA FIGURA DE VITO DUMAS
VITO DUMAS EN SU VELERO
Por

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux)

———–&—————

AVISO LEGAL:

EL PRESENTE ENSAYO ASÍ COMO LA VERSION ORAL GRABADA, Y LAS RESPECTIVAS REPRODUCCIONES EN CASETES Y EN FOTOPRINT SE HALLAN REGISTRADOS.

DEPOSITO LEGAL en la DIRECCIÓN NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR Nro. E. 67.140

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

TODOS LOS DERECHOS ESTÁN RESERVADOS

———–&—————

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

———–&—————

NUESTRA ADMIRACIÓN POR LA FIGURA DE VITO DUMAS

¿Por qué?

Porque es el grande entre los grandes, la gloria del mar, el admirable Don VITO DUMAS,

Marino y autor de LOS CUARENTA BRAMADORES.

Y autor de otros libros sobre sus viajes.

Al respecto, el Sr. DIEGO DUMAS

(VITO DUMAS nieto) me ha escrito para decirme que además de los tres libros publicados de VITO DUMAS, a saber:

“SOLO RUMBO A LA CRUZ DEL SUR”,

“LOS CUARENTA BRAMADORES”, y

“EL CRUCERO DE LO IMPREVISTO”,

hay un cuarto libro titulado “EL VIAJE DEL SIRIO”, aún sin publicar.

 

VITO DUMAS fue un gran hombre de verdad, un héroe verdadero.

Es una figura humana que valoro y admiro profundamente.

Como Argentino pienso que VITO DUMAS respecto del mar es como CARLOS GARDEL respecto del canto: UN INMORTAL.

 

Los cuarenta Bramadores es el libro más recordado por el público en general, y corresponde a la gran hazaña realizada al sur del paralelo 40 en plena segunda guerra mundial.

Es una epopeya excepcional, y como narración me gustó muchísimo.

Es un libro que está escrito sobriamente, y el relato es apasionante.

Pero además está el libro del viaje al país del norte con aquel arribo frustrado y con aquella vuelta de retorno al pago con grave riesgo para su supervivencia, motivada en una auténtica nobleza de carácter y en una dignidad admirable.

¡Qué personalidad! ¡Qué Argentino!

Y demostró ser UN GAUCHO DEL MAR.

El otro libro publicado es un cruce del Atlántico.

Quien visite el MUSEO DE LUJÁN, a unos 70 Kms de la ciudad de Buenos Aires, podrá admirar el velero de dos palos, o quetche, con que realizó alguna de estas travesías.

Desde una época lejana de mi vida, de aquellos años en que yo no era más que un niño, en este instante aflora un recuerdo imborrable.

El del momento en que VITO DUMAS, luego de su viaje épico alrededor del mundo por la ruta de los cuarenta bramadores llegó con su barco al puerto de Buenos Aires.

 

Pues con mi padre el Ingeniero Juan Guillermo Fernán Brieux, alto directivo de la compañía de electricidad de la ciudad, y con mi hermano Agrimensor Guillermo P.J.Brieux, ambos ya fallecidos, fuímos parte de aquella multitud anónima y sincera, que se hizo presente el domingo 8 de agosto de 1943 a las 11 de la mañana para ovacionarlo por aquella hazaña gloriosa:

Había dado la vuelta al mundo en la ruta hasta ese entonces considerada imposible.

Una proeza humana y náutica realizada por un hombre solo en un barco pequeño.

En mares con vientos furiosos, con olas descomunales, y revueltas.

En plena segunda guerra mundial.

En océanos con submarinos de guerra de ambos bandos beligerantes que los navegaban de continuo.

Nunca lo voy a olvidar a ese recibimiento apoteósico y auténtico del que soy testigo, y fui parte.

 

La revista Cibernáutica de Argentina, dirigida por el Sr. MARCELO C. OSSÓ ha publicado en la dirección electrónica:

http://www.cibernautica.com.ar/vitodumas/indexvt.htm

un artículo interesante y completo titulado:

“VITO DUMAS… Y LOS CUARENTA BRAMADORES”,

donde se habla de aquél viaje maestro.

Vale la pena leerlo con atención y detenimiento por el caudal de información seria y apasionante que contiene.

Se lo ha dividido en cuatro etapas expositivas; se muestra la ruta de la circumnavegación; y se cuenta del Legh II.

Y hay fotografías.

En ese mismo lugar se puede descargar un archivo comprimido con la información correspondiente.

También, se homenajea a Don VITO DUMAS en el sitio titulado

VITO DUMAS “LA LEYENDA CONTINÚA…”,

que se halla en la dirección electrónica:

http://www.vitodumas.150m.com/

En el frontispicio de ese sitio se recuerda este dicho hermoso del gran Navegante:

“EN EL MAR, DIOS ME ESCUCHA…”

Es cierto…

EL LEGH ahora está en el MUSEO DE LUJÁN.

FIN

GRAND JOVIALISTE (Dr. Eduardo Brieux).

—————–&————

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

—————&—————