COLUMNA DE RADIO DE CULTURA GENERAL a cargo de Grand Jovialiste, escritor (Dr. Eduardo Brieux Clement, abogado) SOBRE LA LIBERTAD, Y LA INDEPENDENCIA.

 

COLUMNA EN LA RADIO DE LOS LUNES

DE GRAND JOVIALISTE

(DR. EDUARDO BRIEUX)

Y

DIÁLOGO CON MARTÍN BERMÚDEZ, CONDUCTOR DE

“TE VAS A ACORDAR DE MI”

 

 

 

 

EN EL APÉNDICE:

UN TEXTO DE JOVIALISTE SOBRE LA LIBERTAD, Y LA INDEPENDENCIA, ESCRITO CON MOTIVO DE LA FIESTA PATRIA DEL 9 DE JULIO DE 2004.

—-&—–

“TE VAS A ACORDAR DE MI” ES UN PROGRAMA DE RADIO QUE SE EMITE DE LUNES A VIERNES
DE 9.00 A.M. A 11.00 A.M. HORA LOCAL

POR FM. LA ISLA (89.9 DEL DIAL),
Y POR LA QUINCE 40 AM.
 
 

 

 

AMBAS RADIOS TRANSMITEN DESDE LA REPÚBLICA ARGENTINA.

———————-

DIRECTORA PROPIETARIA DE LAS EMISORAS: 

LIC. GLORIA LÓPEZ LECUBE.  

———————-

CONDUCTOR DEL PROGRAMA: MARTÍN BERMUDEZ.

COLABORADORES: JORGE NOGUEIRA, Y FERNANDO APPESSECHE.

LOCUCIÓN: MARIELA FERNÁNDEZ.

MUSICALIZACIÓN: ALEJO BUSTOS CASÁ.

ASISTENTES DE PRODUCCIÓN: CLAUDIA ALVAREZ – FABIANA RUIZ – FEDERICO SÁNCHEZ – SANTIAGO RATTO.

 

PRODUCCIÓN EJECUTIVA: LIC. CAROLINA MASSOLO.

COLUMNAS:

GASTRONOMÍA: MARTÍN BERMÚDEZ, Conductor del Programa.

CINE: JORGE NOGUEIRA, Director de Cine.

EMPRESARIA: FERNANDO APPESSECHE, Docente Universitario, y Empresario.

ECONOMÍA: DR. EDUARDO FASULINO, Economista.

INFORME BURSÁTIL: TONY DERAMO, Periodista.

LITERATURA: VILMA FERRARI, Crítica de Espectáculos (Teatro Maipo). DEPORTES: FEDERICO SÁNCHEZ, Periodista.

AUTOMOVILISMO: OSVALDO BESSIA, Piloto de Automóviles de Carrera.

DERECHOS HUMANOS: MARÍA JOSÉ LUBERTINO, Diputada Nacional con Mandato cumplido.

INFORMACIÓN TECNOLÓGICA: GABRIEL SERASÍN, Informática, Tecnología, e Internet.            

PERFILES PSICOLÓGICOS: LIC. HUGO PISANELLI, Presidente de la Asociación de Psicólogos y Psiquiatras de Buenos Aires.

CULTURA GENERAL: DR. EDUARDO BRIEUX, Abogado, y Escritor (Seudónimo Jovialiste).

———————-
DIRECCIÓN ELECTRÓNICA DE FM. LA ISLA 89.9, Y DE LA QUINCE 40 AM.:
 
 

 

 

www.fmlaisla.com.ar

———————-

DIÁLOGO CON MARTÍN BERMÚDEZ,

Y

COLUMNA DE JOVIALISTE CORRESPONDIENTE AL LUNES 5 DE JULIO DE 2004 SOBRE LA LIBERTAD, Y LA INDEPENDENCIA.

 

 

 

 

 

Era la 9.35 horas de la mañana del lunes 5 de julio de 2004; y MARTÍN BERMÚDEZ, presentó a la Audiencia:

La Columna de los Lunes de Jovialiste,
 
 
 

 

con las siguientes palabras de introducción:

 

“Bueno. Mal acostumbramos a la gente con lujos, y ahora no hay más remedio…. que seguir incorporando lujos a este Programa, que hacemos con tanto amor.”

” Incorporar lujos, significa incorporar a la gente que hace las cosas con amor, de la misma forma que lo hacemos nosotros.”

“Hay una persona que nos viene acompañando desde la primera etapa de “TE VAS A ACORDAR DE MI” como Oyente.”

“Es un lujo tener Oyentes como son todos ustedes que están ahí del otro lado. “

“Esta persona tiene una particularidad: Entre todas sus inquietudes, es escritor.”

“Tiene gran cantidad de libros escritos y publicados en Internet.”

“Y ha tenido la deferencia, y la amabilidad de transcribir – cosa que da bastante trabajo – programas enteros de “TE VAS A ACORDAR DE MI”, que están en Internet.”

“Simplemente, poniendo MARTÍN BERMÚDEZ,

o colocando FERMANDO APPESSECHE,

en las ventanitas de los Buscadores como el Google,

aparecen automáticamente las webs,

que ha publicado nuestro nuevo Columnista a partir de hoy,

y todos los lunes,

Grand Jovialiste, el Dr. Eduardo Brieux,

al cual damos la bienvenida:”

_¡Buen día, Eduardo! Martín Bermúdez lo saluda.

JOVIALISTE _ ¡Buen día, Martín! ¿Cómo le va a Usted?

BERMÚDEZ_ Muy Bien. Un gusto, un honor realmente recibirlo en el Programa, Eduardo.

JOVIALISTE_ Martín, me siento muy honrado, y muy complacido de formar parte de este Programa como Columnista.

BERMÚDEZ_ Eduardo, usted que participa del Foro de F.M. LA ISLA,

www.fmlaisla.com.ar

que a veces tiene algún entredicho dialéctico dentro de ese Foro – yo observo muy divertido los cruces que hay – , usted que es una persona que escribe tanto, y que investiga tanto para escribir, es tan prolijo, esta semana que estamos hablando de
 
 
 

 

LA LIBERTAD,

que es lo que tiene preparado:
 
 
 

 

 

JOVIALISTE_ Bueno, Martín, he encontrado una “perla”, una entrevista a un Soldado de la Independencia Argentina, entrevista que ya cuenta con ciento cinco años desde que fuera publicada en un CARAS Y CARETAS, que yace olvidada en una página de un ejemplar de febrero de 1899 de esa publicación (*), pues que yo sepa jamás fue reeditada.

El escritor Fray Mocho….¿Recuerda a Fray Mocho…?

BERMÚDEZ_ SÍ, sí, por supuesto.

JOVIALISTE_ Fray Mocho (José S. Alvarez * ), siendo director del Caras y Caretas (**), en 1899 entrevistó a un sargento de la independencia, ya de ciento seis años de edad, don Hipólito Suarez, que en ese entonces, vivía en un rancho de Valderrama, en Córdoba, y que a esa edad, más que centenaria, aún con su trabajo se ganaba el pan de cada día.
¿Sabe cuál era la receta de Hipólito Suarez para llegar a tan gran edad?

BERMÚDEZ_ A ver: ¿Cuénteme?
 

JOVIALISTE_ Mire, muy original, sentir entusiasmo, tener alegría de vivir, y lo último; pero no lo menor, dar gracias a Dios.
Este hombre que había servido entre 1812, y 1867, bajo las órdenes de Belgrano, de San Martín, de La Madrid, de otros Próceres, y de militares de aquella época, le dijo a Fray Mocho lo siguiente:

“¡Aquello sí que era Patria, señor, y cómo la queríamos!”
“¡Por ella, se pasaban hambres de días sin sentir, y años sin visitar a la familia!”
“¡Sí se hablaba de Patria, se acababan las necesidades!”
 

“Un sin fin de veces he andado sin nada más que con la chaquetilla sobre el cuero.”

“Yo, nunca he cobrado sueldos, ni la Patria se ha acordado de pagármelos, y hasta creo que a pesar de haberle servido cincuenta y seis años seguiditos ni figuro en las listas.”

“¡Cómo para listas nos tenían los enemigos! ”

 

 

 

 

A éste hombre, y a otros patriotas que sacrificaron vidas y bienes, y en algún caso muertos dieron hasta los huesos, nosotros debemos la independencia, y la libertad.

Fíjese, Martín, cómo vivían los Soldados de la Independencia aquélla época. Y cómo se vive actualmente, no ….

BERMÚDEZ_ ¿El motor eran los ideales, no?

JOVIALISTE_ El motor eran los ideales, y era el fervor patrio.
Era el deseo de ser independientes, y de ser libres.
Y ese motor funcionó, conforme dijo el Sargento para que Él llegara a tan avanzada edad. Porqué ese motor se alimentó sintiendo entusiasmo, y sintiendo la alegría de vivir.

BERMÚDEZ_ Todavía había porqué luchar.

JOVIALISTE_Había porqué luchar, y con autenticidad.
 
 
 

 

BERMÚDEZ_Todavía quedan muchas cosas para luchar Eduardo Brieux.

JOVIALISTE_Sí por supuesto, Martín.

BERMÚDEZ_ Y fundamentalmente, la libertad, y la libertad de información.

Bienvenido a nuestro Programa, y vamos a estar hablando nuevamente el lunes que viene.

Y le agradezco, siga escuchando, y continue poniendo en Internet.

A mi me gusta encontrar los Programas desgrabados.

La verdad que es un lujo; yo sé, que es mucho trabajo, realmente…

 

JOVIALISTE_ Es bastante trabajo; pero lo hago, fundamentalmente porque son muy buenas las entrevistas.

Como la que efectuó al Señor Embajador de la República del Líbano en la Argentina:

http://personales.ciudad.com.ar/MARTINBERMUDEZ/index.html

 
Puede interesar a mucha gente.
Especialmente que el Señor Embajador da precisiones sobre el atentado de la AMIA; y habla sobre otros temas muy importantes.
 

 

 

 

BERMÚDEZ_ Bueno, Eduardo Brieux, Grand Jovialiste: Bienvenido a “TE VAS A ACORDAR DE MI”.

El lunes próximo, 12 de julio, estamos en contacto nuevamente.
Que tenga muy buen día.
 
 

 

 

JOVIALISTE_ Gracias. Igualmente Martín.

Que tenga un excelente día.

(CORTINA MUSICAL CON LA CANCIÓN:
“TE VAS A ACORDAR DE MI”)
 

 

 

 

NOTAS CON INFORMACIÓN PERTINENTE:

 

(*) JOSÉ S. ALVAREZ, más conocido como Fray Mocho, es uno de los escritores más populares de la Argentina.
Nació en Gualeguaychú, ciudad de Entre Ríos, en 1858; y se dedicó al periodismo desde la redacción de los diarios EL NACIONAL, y LA NACIÓN.
Es autor de muchos cuentos.
Fue Comisario de Investigaciones de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires durante la presidencia de Juarez Celman.

Una de sus obras más conocidas es “Viaje al país de los matreros”.

Pero escribió otras obras, como En el Mar austral (Croquis Fueguinos)

——————-

(**) El artículo de Fray Mocho sobre UN SARGENTO DE LA INDEPENDENCIA fue publicado en el semanario festivo CARAS Y CARETAS del año II, número 21, y está fechado el 25 de febrero de 1899.

Han transcurrido ciento cinco años y meses.

Me ha tocado desempolvarlo.

Nunca fue publicado de nuevo, según mis averiguaciones.

De manera que me parece que en ese ejemplar está olvidado desde hace más de un siglo. Como tantas cosas interesantes del pasado…

Por eso, y por estimar que en esta semana de la independencia tal vez merezca vuestra consideración detenida, y vuestra reflexión cuidadosa, lo he vuelto a recordar tanto en el espacio de la COLUMNA DE RADIO como en Internet, en este sitio.

¿Por qué?

Pues porque este SOLDADO DE LA INDEPENDENCIA fue un hombre nacido en 1794 que en 1899 a nosotros que estamos transitando ya mediados del 2004 nos recuerda la importancia de vivir con alegría y con entusiasmo la vida nuestra de cada día y por siempre.

Y además nos muestra con su ejemplo personal de vida las virtudes de aquellos soldados de la independencia.

Que en muchos casos eran simples civiles obligados por el imperio de la hora histórica a defender el territorio nacional, y la libertad.

Esos soldados de la independencia, fueron patriotas dispuestos a morir, y a sacrificarse.

La nota periodística de Fray Mocho, realmente notable por varios conceptos, contiene una composición literaria un poco pictórica.

En un pasaje, tal vez digna de un escritor impresionista.

Pero Fray Mocho, director del Caras y Caretas, no era ese tipo de escritor.

Fue un escritor más bien realista que escribía con humor y colorido.

 El artículo UN SOLDADO DE LA INDEPENDENCIA, no es más que la crónica bastante sobria de un hecho verdadero, de los tantos que habrán sucedido, y que permanecen en la oscuridad o en el olvido.

Hecho real sucedido en una región ahora perteneciente a la provincia de San Juan a un joven, pobre, y noble soldado de la Independencia.

Un hombre digno y bueno según el Sargento, el que fuera sorprendido de noche, y degollado por los enemigos mientras realizaba la guardia.

Así nomás. El guardia estaba de espaldas, se le acercaron, y lo degollaron. Y se dieron a la fuga en la oscuridad de una noche.

En esa guerra, los bandos eran enemigos acérrimos, y sucedieron muchas cosas feas, negras, salvajes….

Ese cadáver del soldado muerto, los criollos lo escondieron en una cueva de la zona, y prosiguieron su marcha, pues la guerra no daba treguas, ni otorgaba siquiera unas horas para los entierros.

Luego de cuatro años, por razones bélicas, una noche esos soldados de la Independencia andaban por esa misma zona en la cercanías de esa gruta, cuya existencia recordaban muy bien, pues aún se acordaban de su apreciado compañero de armas.

 

Y en esas circunstancias además la cueva les era necesaria para esconderse de los realistas, los que peligrosamente merodeaban por las inmediaciones.

Pero del soldado patriota muerto, cuyo cadáver dejaran en la cueva cuatro años atrás, ya no quedaban sino los huesos.

Era de noche, y en esa zona de San Juan, realmente hacía mucho frío.

 

Lo único que en la caverna había para hacer un fuego con el que secarse las ropas mojadas eran esos huesos. Nada más.

Cómo contó el soldado de la Independencia, los huesos eran lo único que tenían, y entonces fueron útiles.

En definitiva, lo fueron para la causa Patria. Por éso, algunos prestaron servicios útiles aún muertos.

El Sargento de la Independencia centenario reflexionó ante Fray Mocho:

“Algunos son útiles hasta después de muertos, y otros…. ni cuando vivos sirven para nada”.

¡Vaya! Además de soldado de la independencia, ni que hubiese sido profeta….

—————-&———–
 
 
 

 

APÉNDICE:

TEXTO DE JOVIALISTE SOBRE LA LIBERTAD, Y LA INDEPENDENCIA, ESCRITO CON MOTIVO DE LA FIESTA PATRIA DEL 9 DE JULIO DE 2004.

 
 
 
 

 

¿Qué es la libertad?

Nunca me la presentaron.

Porque claro, es un derecho natural inherente a mi condición de ser humano.

Derecho que además está escrito en la Declaración de los Derechos del Hombre.

Y que por ser habitante nacido libre y en este suelo independiente me acuerdan la Constitución, y las leyes, en tanto las respete.

Se la suele representar con la figura de una señora que provoca admiración: De vestiduras blancas, con un gorro frigio, que lleva en una mano un cetro dorado, y en la otra un yugo.

El gorro frigio es un sombrerito que se usaba en Frigia, país del Asia antigua. Por ahí, se pone de moda de nuevo.

El cetro es una vara de oro. Su sucedáneo es el bastón presidencial.

Y el yugo, es lo que en la cabeza se le suele poner a los bueyes.

Y precisamente, el tema del yugo es interesante, porque la libertad y la independencia, ambas suponen condicionamientos.

Así la Estatua de la Libertad del puerto de Nueva York alza en una mano una antorcha, y en la otra porta la ley (Constitución).

Y vean la paradoja de este símbolo pétreo: La libertad está sujeta, está presa en el grillete del cemento, porque pertenece al suelo, y no puede irse.

La palabra libertad se aplica tanto al Estado como a los individuos.

Veamos:

Un estado para gozar de libertad no debe estar dominado por otro, o por otros estados. Este tipo de libertad es la independencia.

La de nuestro querido país se declaró el 9 de julio de 1816, una fecha verdaderamente inolvidable para los libres del mundo que celebramos el viernes de esta semana.

Respecto de la segunda aplicación es bueno diferenciar la libertad de la independencia.

Para poder independizarse, en las etapas iniciales de la vida el ser humano transita una necesaria dependencia de los padres.

Aprende a vivir con ciertas libertades; pero hasta su emancipación dependiendo de los mayores.

Ahora bien, para los Estados y para los individuos la libertad implica el compromiso de respetar a otros estados, y a otras personas.

No hay libertad para los actos ilegales.

 

Por ejemplo, en nombre de su derecho a trabajar “libremente” entre comillas, un ladrón no podría exigir que se quitara el letrero que avisa en algunos lugares: Cuidado con la cartera.

Claro, porque la libertad es una virtud, no un vicio.

Tan virtud es, que Vicente López y Planes, el autor de la letra del Himno escribió:

“¡Oíd, mortales, el grito sagrado: ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”
 
 
 

 

¿Cuántas veces escribió la palabra Libertad?

Tres veces: O sea un deseo excelente para cada una de las Américas: Del Sur, Centroamérica, y América del Norte.

Estos dos valores, la libertad y la independencia, se completan con otros, por ejemplo con un tercero, que es la igualdad.

Por éso es que Mariano Moreno escribió:

“Que si deseamos que los pueblos sean libres, observemos religiosamente el sagrado dogma de la igualdad”.
 
 
 

 

Mariano Moreno, nos enseña una verdad importante:

Que todos somos iguales ante la ley.

Incluso los jefes de gobierno y los magistrados, cuya única superioridad ha de surgir del ejercicio de las funciones, y que no meritan – escribe Moreno“otras consideraciones que las que merezcan por sus virtudes personales y en el ejercicio del cargo.”

 

¡Qué luz cívica la de Mariano Moreno!

 

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux)

FIN.

———–&————-
 
SIGUE. HAGA CLICK EN DONDE DICE:

OLDER ENTRIES.