EL LIBRO DE ALGUNOS DE LOS SUCESOS EXTRAÑOS, O HECHOS NATURALES, por G. Jovialiste, escritor (Dr. Eduardo Brieux Clement, abogado)

EL LIBRO DE LOS SUCESOS EXTRAÑOS, o HECHOS NATURALES. (PARTE I)
por Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux).
 
Tal vez, éstas solamente son apreciaciones subjetivas, que únicamente para mi pueden tener valor de certeza.
Y de duda para los lectores.
No obstante, me dirijo a ustedes que estimo poseen una formación, y que creo disponen de una mente abierta, sana, y racionalista.

¿Cómo lo han logrado?

¿En un mundo que es un loquero?

Es un suceso extraño.

——&———

AVISO LEGAL:

 

COPYRIGHT 2.002.- DR. EDUARDO BRIEUX –

DEPOSITO LEGAL Nro. E. 179.439/2002.

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL REAL O VIRTUAL.

——&———

Bueno, quizás sea solamente un primer suceso extraño.

Pero hay muchos otros, aún más extraños.

¿Mi mente abierta, sana, y racionalista?

En mi criterio, este asunto de los sucesos extraños es arduo por dónde se lo mire. O si no, no lo es.

¿Y por dónde se lo puede mirar?

Por lo general, por pocos lados, o por ninguno, o por dónde se pueda.

Y no hay mucho que mirar.

Pero por algo hay que comenzar.

Entonces, por el final.

 

EL PASADO DE BUENOS AIRES.

No, no es extraño porque elijo un suceso extraño que ya me pasó y que sé que es verdadero.

Yo lo sé, ustedes no.

Para mi, no hay duda.

Cualquiera de nosotros puede hacer el siguiente experimento UNA SOLA VEZ, sin enamorarse.

En realidad no es recomendable.

Su repetición puede producir un desequilibrio en el equilibrio mental.

Y si no me creen, mírenme.

Además se pueden activar fuerzas parapsicológicas negativas, aún más peligrosas.

De noche en la oscuridad, preferentemente a solas, y sin que lo sepa nadie se puede demandar mentalmente si existe ultratumba.

En caso que la respuesta sea afirmativa se puede solicitar que la contestación llegue de manera clara mediante sonidos a título de señal indicadora; o por medio de cualquier otro medio, pero que no me toquen porque salto.

La razón importante que desaconseja este “chequeo” de una existencia presunta de ultratumba es que puede no existir tal ultratumba, y uno mismo puede estar activando y fortaleciendo el propio inconsciente.

Hay un dicho médico que creo dice que la función hace al organo.

En el supuesto que exista un inconsciente (aunque yo a diario veo varios).

Pero hay autores que opinan que se trata de una entelequia creada por Freud y por Jung. Y por otros psicólogos aceptada a libro cerrado.

Repitirían lo que una vez aprendieron en el aula.

Volvamos al fenómeno.

(No … a mi no).

¿Alucinación auditiva?

¿O produce la mente inconsciente el ruido en la materia circundante?

¿O verdad?

Esto puede ser como lo de las desprestigiadas mesas espiritistas.

Donde supuestos aparecidos o aparecidos supuestos hablan como autoridades sobre cualquier tema, como ser sobre la vida en Venus o lo que hiciste ayer. (¡Cómo si no lo supieras!)

Y así se llega al disparate, pues la ciencia ha confirmado que no hay seres inteligentes en ese planeta indudablemente fuera de la diosa del mismo nombre.

Se suelen mezclar informaciones verdaderas, que la mente de los asistentes recoge telepática o clarividentemente, o en papelitos en las mangas.

¡Pero en este universo físico! No en otro sitio más allá de la vida.

Asímismo, estos fenómenos se parecen a los de los OVNIS u o.v.n.i.s. o Ufos o U.f.o.s o UFA.

En una ocasión, a plena luz del día, en el cielo de Buenos Aires, mientras caminaba por la avenida Cabildo a la altura de la calle Monroe vi al denominado cigarro volador.

Y cerca no había ninguna tabaquería.

En realidad, una especie de aeronave con forma de cohete gigante.

Pasó como un aeroplano, y lo pude ver con detalle y nitidez.

En el caso de no constituir una alucinación, evidentemente era un aparato extraterrestre, ya que en este planeta por lo que sabemos ninguna potencia posee ese tipo de naves, y menos en la Argentina.

Este suceso extraño ocurrió a mediados de la década del cuarenta del siglo anterior.

Cuando aún no había ni aún se sabía de los cohetes espaciales.

Ni se sospechaba la salida posterior del hombre del planeta.

Y sucedió en la ciudad de Buenos Aires. En una avenida donde caminábamos y había peatones y rodados que circulaban.

¿Pero era extraterrestre en el sentido de pertenecer a este Universo inmenso de galaxias?

No le pregunté.

¿O vi un objeto que viene de otro sitio paralelo u oblicuo diferente?

¿O algo que sera realidad en un futuro desconocido?

¿Yo? ¿Yo, un pichoncito de Nostradamus?

Y… ¿Mi bola de cristal?

¿Qué la he hecho?

¡Pero si no la tengo!

En tal supuesto el testigo ocasional presenciaría una visión de futuro, y sin querer haría futurología, en el presente una ciencia sin porvenir científico.

La característica de los OVNIS, como la de los fenómenos paranormales, es la ELUSIVIDAD.

En otra oportunidad, divisamos sobre la isla Gorriti ( en Punta del Este, en el Uruguay), una luz fija en el cielo oscuro de la noche, que desapareció luego de veinte minutos.

(¿El vecino apagó la luz?)

(¿Pero ese vecino vive sobre el agua y en el cielo?)

Cuando con cierta urgencia fui a buscar a una farmacia cercana película fotográfica para nuestra cámara.

Si bien era solamente una luz, no podía ser un avión, ni un satélite, ya que se mueven.

Me parece: ¿No?

Tampoco una estrella, pues no era una estrella.

Fui criado como librepensador, y lo continué siendo hasta cerca de los cuarenta años.

A esa edad una cantidad de sucesos sincrónicos, absolutamente casuales, me ocurrieron espontáneamente.

Mi visión de la vida natural y sobrenatural sufrió un profundo cambio paradigmático.

En mi se produjo una enantiodromía, o sea un cambio esencial.

Justamente, a la misma edad que menciona el Dr. Carl Jung como propicia para ese tipo de cambios.

De manera que este suceso (o serie de acontecimientos personales) aparentemente extraño sería un hecho natural previsto y ya observado por lo menos por un científico.

¿Que me pasó?

Me convencí que hay algo más que lo material del Universo que se ve, y cambié mi enfoque, no obstante la educación casera recibida.

Algo interviene en nuestra vida, cuando quiere: Es lo que yo pude verificar.

Claro, que en realidad es una apreciación subjetiva.

Pero con suficiente convicción interior.

Esto quiere decir que no se trata solamente de un hecho intelectual, sino principalmente de un impacto EMOCIONAL.

Por ello, el cambio mental queda más o menos fijo.

Para mi, no hay duda que existe un mundo natural, y otro no natural, porque lo comprobé fehaciente, y personalmente.

Y bueno. Luego en el curso posterior de mi vida han ocurrido otros incidentes, los que me han confirmado que el mundo que vivimos no es solamente el natural.

No hubo posibilidades de fraudes.

Ni de autoengaño.

Pero esta evidencia es individual, y a lo sumo puede constituir un testimonio.

Que va a ser puesto en duda por los escépticos de siempre.

¿Que pasó?

Yo creo que por alguna razón, para mi desconocida, Dios (o quien sea), intervino creando hechos que me persuadieran que no todo lo que existe es lo material que vemos del universo físico donde creemos vivir.

Creo, insisto en la palabra.

Es necesaria la creencia, y luego la fe.

Porque cabe la duda.

Y no hay prueba, excepto el sentido común, o la convicción.

Pero si un observador estudia el tema puede dudar debido a que:

El sujeto puede estar desequilibrado,

padecer alucinaciones,

interpretar sucesos simples de manera equivocada o

conforme con sus prejuicios o

con los de su cultura,

haber sido hipnotizado,

estar sugestionado o

auto engañarse,

 

incurrir en la falacia,

haber observado mal,

etc,

etc.

A mi no me quedó duda que existir, existe algo inteligente además del hombre.

Su carácter moral no lo conozco.

Pero existe.

Es.

E inmaterial, con poder de producir hechos significativos y no significativos.

De afectar personas, animales, y cosas.

Porque si no no podrían haber ocurrido aquellos acontecimientos que califico originados en una fuente inteligente no humana.

Tan sencillo, e importante como ésto.

Al margen de ello, he visto en situaciones difíciles y de apremio con el crucifijo en mano conseguir soluciones de tipo milagroso.

Casi de inmediato.

Y conectadas con el problema existente; e insoluble …. sin esa ayuda o gracia.

De manera que el milagro existe. Doy fe.

Por otra parte, no lo digo yo únicamente sino que lo atestiguan una cantidad enorme de testimonios de millones de personas que han recibido algún favor o gracia.

En fin.

¿Pero qué pensar de todo ésto?

Y frente a lo que con toda verdad decía Shopenhauer.

Cuando relata que en este mismo instante en un campo cualquiera acaecen miles de muertes de insectos, de gusanos, de pájaros, de mariposas, o de lo que fuere.

Matados sin piedad, o mutilados, por las fuerzas de la Naturaleza.

O por el mismo hombre.

_ ¿Y Dios? – se preguntaba el filósofo amargado, que a su vez era carnívoro y tenia buen apetito, es decir, que comía cadáveres de seres animales y vegetales inocentes.

Acaso Cristo no dijo que Dios se ocupa hasta del más desprotegido pajarito.

_”Cuánto más de vosotros” – decía a los escuchas de su tiempo, y a todos nosotros los hombres de cualquier época.

Y es verdad, ya que el pajarito como todos los demás seres integra un sistema.

Razonemos.

Si un Dios se ocupa del sistema, y de los distintos subsistemas que lo integran no puede descuidar los elementos constituyentes.

No hay uno solo que no tenga importancia para la totalidad.

Hoy en día ésto lo sabemos científicamente merced a la Teoría general de los sistemas.

LUDWIG VON BERTALANFFY , si la memoria no me falla, y no me puede fallar porque acá estoy leyendo el libro, fue el creador de esta concepción aplicada en distintos campos de las ciencias (“Teoría General de los Sistemas” por Ludwig Von Bertalanffy, Ed. Fondo de Cultura Económica, 1976, Madrid-México) .

Claro que esta verdad no es obstáculo para que la tormenta mate al alado, o lo deje estropeado; o que el bicho citado, este mediodía en una mesa integre una polenta con pajaritos.

Pero es suceso extraño o no NO ACONTECE sino en función de la TOTALIDAD DEL SISTEMA.

Y por consiguiente de alguna manera el sistema se autoequilibra, y repone esa pérdida de una manera u otra. No necesariamente con la aparición de un pajarito nuevo, sino cuánticamente como dicen los científicos.

Según esa verdad revelada, Dios se ocuparía con esmero de nosotros y de nuestro destino.

Y lo que dijeron los antiguos, que si bien hay libre albedrío de todos y de todo Dios se ocupa, cobra un valor ya no solo de creencia o de fe sino de certeza científica.

No obstante de nada estamos seguros, ya que el mismo Cristo en otra parte del Evangelio dice que cuidemos que nuestras acciones sean buenas porque ÉL “vendrá como ladrón en la noche”.

 

Es decir, que nuestra muerte puede acontecer inesperadamente y contra nuestros deseos, aunque dejemos huérfanos, viudas desválidas o viudos, o un tendal de desastres, o de negocios inconclusos o fallidos, o con nuestra muerte se perjudiquen miles.

Esto no parece importar tanto. Pues puede ya tener una compensación adecuada.

¿Cuál?

Entiendo que no se sabría ni se puede saber, conforme con lo que se conoce de la teoría cuántica.

Pero sí una compensación, de acuerdo con el principio de acción y reacción cuya vigencia es universal.

Por otra parte, en el siglo veinte, sabemos que vivimos en un planeta relativamente chico que pertenece al sistema de una pequeña estrella de la periferia de la llamada vía láctea que es una remota galaxia perdida entre miles de millones de otras.

Y por añadidura, por si fuera poco, hasta algunos suponen que los denominados agujeros negros esconden vías a otros universos.

El mismo Universo, con sus miles de millones de galaxias, cada una de las cuales tiene miles de millones de estrellas (y posibles sistemas planetarios), se sabe que es finito, es curvo, y tuvo un comienzo.

Tendrá un final, y ningún astrónomo garantiza que sea el único posible.

Al Universo si se le quita la i se transforma en un verso.

En el mismo suceden distintos tiempos, dependiendo estos de las velocidades relativas.

Si bien la luz recorre el espacio a una velocidad de 300.000 kms. por segundo , lo que es lento dadas las distancias siderales, se sabe en física, que determinados fenómenos cuánticos contradicen este supuesto aislamiento de las distintas partes del universo.

De alguna manera, tal vez holográfica, lo que sucede aquí en la partícula es registrado instantáneamente en otra sin conexión aparente.

Por lo dicho, pienso que la posibilidad de una vida después de la muerte, tema arquetípico, es una cuestión de fe o de creencia.

Algo que puede interese más que lo anterior, que ya lo sabrán seguramente, o sobre lo cual tendrán su propio criterio formado.

Alrededor de 1.984 comencé a practicar el ENTRENAMIENTO AUTÓGENO o AUTORRELAJACIÓN CONCENTRATIVA (“EL ENTRENAMIENTO AUTÓGENO” por J. H. SCHULTZ, Traducido por el Dr. Alfredo Guera Miralles, Ed. Científico médica, Barcelona, 1.980).

Es un método creado por Schultz, científico reputado y médico alemán.

Después de unos años de practica diaria me sucedió un hecho extraño o tal vez natural.

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux)

CONTINÚA EN LA PARTE II DE ¿SUCESOS EXTRAÑOS?

————&———

 

¿SUCESOS EXTRAÑOS, o HECHOS NATURALES? (PARTE II)

por Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux).

Actualmente dispongo de una explicación o interpretación personal sobre la mecánica de este suceso, pero no será desarrollada en este lugar sino en otro donde hablaré sobre mis ideas sobre un posible método psi.

 

——&———

 

AVISO LEGAL:

 

COPYRIGHT 2.002.- DR. EDUARDO BRIEUX –

DEPOSITO LEGAL Nro. E. 179.439/2002.

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL REAL O VIRTUAL.

——&———

 

Ahora paso al relato.

(¡Caramba, no se mueve!)

En una oportunidad en verano me hallaba en pijama y con los pies desnudos, recostado en la cama a la hora de la siesta en mi posición favorita por supuesto.

Creo recordar que era un sábado o un domingo.

Yo estaba con los ojos cerrados, totalmente relajado, habiendo completado la primera parte del método de Schultz.

El método tiene dos partes sucesivas, donde uno tiene que ir produciendo ciertas respuestas en su propio organismo.

Esto se consigue por la repetición estricta y ritualizada.

Entonces, inesperadamente se produjo el suceso extraño.

Ví con los dedos de los pies la cara del perrito de mi casa que se había aproximado a ellos.

Era un caniche toy, que ya ha fallecido. Una hermosura.

Claro – los escépticos dirán – el perro ya no puede dar testimonio que no miente.

Lo notable, es que la cara del perro la vi parecida como la veía normalmente con los ojos; pero no …. exactamente igual.

¿Cómo explicarlo?

Lo ví como se ve un negativo; pero con mucho detalle. Un primer plano de su carita peluda.

El perro se había acercado a la planta de mis pies.

¿Suceso extraño, o hecho natural? ¿O imaginación?

¿O superchería?

O un hecho natural: ¿Super che ría?

Tiempo despues, leí (no con los pies) que en Europa, creo que Francia o en Alemania, existe un Instituto donde a los ciegos se les enseña a leer con los dedos de la mano.

Al parecer con suficiente éxito, como para constituir una actividad educativa, y comercialmente redituable.

Ahora bien. O mal. Ver con la piel contraría nuestros conocimientos sobre la EVOLUCIÓN. Y la visión. Y el sentido común.

Este último nos indica la función de cada sentido.

Si la Naturaleza, mediante una evolución larga, para que veamos creó un sentido especializado que es el de la vista….¿Cómo se puede ver con la piel? ¿Y de la planta de los pies?

A menos que… haya algo más que no se ve.

O que la piel y la vista sean parientes….

¡Sin embargo!

A veces, intenté reproducir el fenómeno que menciono; pero sin éxito.

Es cierto, que tal vez no he perseverado lo suficiente.

Es que por ahora no tengo interés en leer con los pies. ¿Quizás?

Por lo dicho yo pienso que el organismo tiene que ver mucho con todo este tipo de cosas.

Pero no como se suele pensar, que unos tienen ciertas facultades y otros no.

No. Yo creo, véase que es solamente una creencia, que todos más o menos disponemos de estas facultades. Todo es cuestión de método, de saber el cómo.

Si no sabemos, por más que pasemos cien años experimentando nada lograremos, pues no es una cuestión de la mente.

En el caso que cuento el fenómeno se produjo “espontáneamente”.

Pero trataré de dar un atisbo o “apercus” sobre este método propio en la parte correspondiente.

Es cierto que en el campo, solitario, con estímulos uniformes o archipercibidos, se puede dar algo parecido al “aislamiento sensorial” que se consigue en el laboratorio para contribuir a la producción de algunos fenómenos paranormales.

Una persona me ha contado que en una estancia alguien vio un “aparecido” subido a un árbol.

Lo que no es seguro es que se trate técnicamente de un “aparecido”.

Es mas probable que la persona percibió una escena de un tiempo pasado.

Así el asunto tiene cierta lógica, ya que el anterior propietario del campo debe haberse subido más de una vez a un árbol.

Esto es como la videncia del futuro, fenómeno que en mi convicción es verdadero.

Pues muchas veces uno sueña, que es como pensar, y ve cosas que luego se cumplen en la realidad al poco tiempo, o después.

Pero no solamente yo, sino gente corriente que no se ocupa de escudriñar estos temas porque no le interesan.

En el caso, espontáneamente, se habría producido una videncia del pasado, o un volver a vivir… un recuerdo olvidado.

Salvo, que el árbol posea alguna significación simbólica, o haya algo a su pie.

O que desde el lugar donde se hallaba el “aparecido” se vea algo en especial.

“Sería cuestión de verificar.”

El árbol es símbolo onírico de vida vegetativa, de sabiduría, y de crecimiento.

De todos modos, para una interpretación simbólica, seria necesario saber qué tipo de árbol es, ya que en el lenguaje de los sueños, difieren las significaciones, conforme sea un frutal, o no, y la variedad del frutal.

Por otra parte….¿El testigo hablo con el “aparecido”?

O tuvo miedo.

He aquí un IMPEDIMENTO: El miedo.

Si hay miedo es por algún motivo adaptativo. Y puede ser prudente tener miedo.

Me han contado otros casos similares sucedidos en otras partes y por gente que no tiene relación con el informante del relato.

Conforme con lo que he leído y vivido, la reacción no es indiferente.

Hace poco leí el libro “Reencuentros” (“Reencuentros. Contactos con los seres queridos tras su muerte”, por Raymond A. Moody y Paul Perry, Ed. Edaf, España, 1.994)

Según su autor, un médico, autor del libro LA VIDA DESPUÉS DE LA VIDA, es posible producir en casa y a voluntad apariciones de seres queridos, si uno dispone de un “cristal gazing”, es decir de un espejo velado por un paño negro para que no refleje imágenes o luz y lo escruta (“scrying”) a la luz de una vela, por apróximadamente media hora.

El autor refiere que el muerto o su clon tiene tanta realidad como cualquier otro humano vivo.

Cuenta que incluso hubo casos que se lo pudo abrazar, o tocar, y hablar con el “aparecido” durante dos o tres horas.

¿Alucinaciones?

Verdad?

¡Vaya uno a saber !

En una oportunidad, yo estaba solo en casa grabando música clásica en un casete.

Al oír la reproducción, salió grabada una voz desconocida que seguía exactamente el compás de la música, haciendo las pausas, etc.

Usa la música como acompañamiento.

Pero habla en un idioma extranjero.

Es una curiosidad.

¿Qué pensar de ello?

Aquí no puede haber habido alucinación.

Sin embargo, cabe la duda.

Quizás el casete que me vendieron como virgen ya estaba grabado.

Claro, que lo sorprendente es que la voz siguiera el compás de la música.

Que haga pausas inteligentes conforme con la melodía acompaña su discurso.

Por otra parte, si era un muerto que estaba ahí cuando yo grababa se supone que debe saber que yo no conozco ese idioma.

A menos, que la grabación haya sido producida para que en este día disponga de este material para escribir esta página en Internet.

También, en teoría, cabe esta posibilidad.

En el libro que he escrito sobre el asado Rioplatense que está en el sitio de Internet

http://personales.ciudad.com.ar/brieux

en un capítulo cuento una historia similar imaginada de la que me considero protagonista posible.

En ese caso el lapso habría sido centenario.

¿Qué sentido tiene que se diga una perorata a una persona que no la va a entender?

No es racional. Aunque de… que pensar.

¿Y como pudo grabar al mismo tiempo que la música?

Yo no oí ninguna voz que hablara, y estaba sólo en casa, leyó bien sólo.

Bueno espero no haberlos aburrido con esta charla, aunque éste no sea un suceso extraño, sino de todos los días.

Otros sucesos extraños:

 

 

 

 

 

 

DE ULTRATUMBA – EXPERIENCIASEstimo haber visto a personas de mi conocimiento cercano fallecidas en tres oportunidades diferentes a plena luz del día.En dos de ellas, de día yo iba caminando por la calle. Los ví como se puede ver a cualquier peatón, o habitante más. ¡Pero no pretendo que nadie más que yo lo crea! ¡Es demasiado increíble!Sin embargo, hay algo notable relacionado con el POEMA NOCHE DE BRUJAS EN BUENOS AIRES, que que está en la web número 3 en http://personales.ciudad.com.ar/brieux/3.html

(ya no se halla en la dirección anterior por lo que próximamente lo publicaré en OTROS de este sitio

http://jovialiste.com.ar

no es de mi autoría, sino que en vida lo escribió mi hermano fallecido el Agrimensor GUILLERMO PEDRO JUSTO BRIEUX.

Como todo lo demás lo heredó la Fundación mencionada, solamente me quedó este poema que antes estaba olvidado como un papel arrugado e inservible en un bolsillo y que en su homenaje publiqué en el espacio citado como se puede leer si se visita dicha web.Amtes de poder concretar la publicación que requiere cierta labor de webmaster que realizo yo mismo, alguien me escribió desde un pueblo de los Estados Unidos diciéndome de parte de mi hermano algo al respecto, que tengo que reconocer es estrictamente cierto, y que solamente conocía yo, y nadie más.¡A nadie se lo había contado!¿Cómo puede ser que una persona que reside en otro continente a quién jamás he conocido ni he visto sepa cosas que solamente conozco yo, y el fallecido en el caso que viviera todavía? ¡Pero estaba muerto! ¿Lo está?

¿Sí?

¿Entonces? Si no vive una vida tras la vida….¿Qué puede haber sucedido?

¿Telepatía?

¿Cómo la información mental puede llegar a otra persona ignota entre millones de otras que vive a miles de kilómetros de distancia, a quién nunca he visto personalmente, de otra cultura e idioma diferente, etc, etc, y que sabe que yo soy el hermano de fulano de tal fallecido muy poco tiempo antes?

No se puede menos que pensar que hay algo más que la palabra hablada y comunicada como sonido o escritura.

¡Con experiencias como la mencionada – durante mi vida tuve otras muchas de otra índole que me revelaron que hay algo que se mueve en lo invisible que nosotros no vemos por lo general – cómo para no creer en la vida tras la muerte de los seres humanos, y seguramente de los otros seres vivos, animales y vegetales!

¡NO HAY MÁS QUE CONTEMPLAR LA MAGNIFICENCIA DE UNA NOCHE CUALQUIERA CON EL CIELO ESTRELLADO!¡Y TANTOS FENÓMENOS DEL UNIVERSO” ¡LA MISMA….INFORMACIÓN QUE DA LUGAR A LAS LEYES NATURALES QUE RIGEN Y NOS GOBIERNAN! TODA ESTA ORGANIZACIÓN QUE VIENE DESDE EL PASADO REMOTO A LA QUE INTENTAN SONDEAR LOS CIENTÍFICOS.

¡Cómo para no creer en un Dios, y en un Universo con otra/s vida/s e inteligencia/s además de la humana!

Que conste: Fuí educado como LIBRE PENSADOR, y permanecí como tal hasta los treinta y ocho años de edad, en que el cúmulo de experiencias personales me convencieron irrefutablemente que la verdad era distinta de la que mamé en mi hogar paterno,

Desde entonces soy Católico Apostólico Romano por libre elección de una religión, aunque pienso que todas son válidas, e incluso su ausencia, pues lo que importa para las relaciones felices de Dios con el hombre, es nuestra conducta recta en la vida.

Nuestros actos nos juzgan, y nos van a juzgar en el llamado día del juicio final.

Mi hermano falleció de cáncer, y pocos días antes de fallecer testó todos sus bienes a favor de la FUNDACIÓN FELICES LOS NIÑOS.

A LA DERECHA EN LA FOTO, EL AUTOR DE NOCHE DE BRUJAS EN BUENOS AIRES, CUANDO TENÍA 18 AÑOS, APRÒXIMADAMENTE. El DE LA IZQUIERDA SOY YO A LOS 16 AÑOS:

———-&———-

 

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux)

 

 

 

————&———-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jovialiste

eduardoBREVE NOTICIA BIOGRÁFICA

Grand Jovialiste es el seudónimo que usa el Dr. Eduardo Brieux Clement, nacido en la ciudad de Quilmes, provincia de Buenos Aires, Argentina. Cursó estudios en la escuela José Hernández; y en el Instituto Libre de Segunda Enseñanza de la Universidad de Buenos Aires. Es Procurador, es Escribano, y es Abogado, recibido en las tres carreras en la Universidad Nacional de Buenos Aires. Es Mediador Judicial (Postgrado realizado en la Universidad Maimónides). Validado en la Escuela Nacional de Mediadores del Ministerio de Justicia de la República Argentina. Ha sido durante quince años sucesivamente: Abogado patrocinante de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en la Sección Nro. 20. Mandatario de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires Titular de la Sección Nro. 20. Apoderado Fiscal de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires (Por concurso). Mandatario Abogado del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Por concurso). Fue Mediador Judicial habilitado por el Ministerio de Justicia de la Nación (Ley Nro. 24.573). Como Mediador Judicial con matrícula ha intervenido en más de cien causas Civiles, Comerciales, y Federales que se iniciaron en la Justicia Nacional. Se desempeñó como Profesor de Enseñanza Media en varios Colegios Nacionales, y en Escuelas Nacionales de Comercio. Ha dictado Economía Política, Historia, Práctica Forense, Instrucción Cívica, y otras asignaturas. Se ha desempeñado: Como Secretario del Rectorado de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Como Asesor Técnico, con categoría de Director General de Ministerio, en el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación. Como Asesor Jurídico en la Secretaría de Estado de Ciencia y Tecnología de la Nación. Como Asesor Jurídico y Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional Organizadora del Sistema Nacional de Institutos y Centros de Investigación Científica y Técnica que presidió el Premio Nobel Argentino Profesor doctor Luis Federico Leloir. Como Enlace de la Secretaría de Estado de Ciencia y Tecnología de la Nación ante el Complejo Museo Histórico Nacional cuando estuvo a cargo del Doctor Alejandro Gancedo. En la actividad privada se desempeñó 37 años como Abogado matriculado desarrollando esta profesión en la Capital Federal. Fue designado Asesor del Centro de Investigación Electrónica. Fue designado Apoderado de la Caja Nacional de Ahorro y Seguros. Es autor de distintos trabajos en su especialidad, y ha colaborado en la actualización del libro DERECHO ECONOMICO – un clásico en la materia – obra del Profesor doctor Julio H. G. Olivera (Presidente por tercera vez de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, y ex Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas dos veces) para su segunda edición, labor que requirió la compulsa de una cantidad enorme de material legislativo, de jurisprudencia, y de doctrina. Ha sido Gerente Editorial de una Editora y Exportadora de libros universitarios de plaza, la más importante en su rubro. Socio fundador de la Asociación de Mandatarios de la Ciudad de Buenos Aires Asociación Civil. Primer Secretario Miembro de la Comisión Directiva. Ha llevado a cabo estudios en diversas áreas, viajado por todo el país el que conoce en su integridad; y cuenta con una vasta experiencia, la que intenta volcar en el trabajo y en la producción literaria. Es ambidextro: Escribe simultánea, o alternativamente con ambas manos. Religión Católica Apostólica Romana. Partido político afiliado Unión Cívica Radical. Ha estudiado, y se ha ejercitado casi toda su vida en diversos tipos de yoga alcanzando a voluntad el nivel samadhi, y ha practicado otras autodisciplinas, entre ellas el entrenamiento autógeno, el tai chi, y el chi-kung Chino. Ha cursado Ovnilogía en el Centro de Estudios Psicoespaciales bajo la dirección del Profesor Fabio Zerpa. Posee versación sobre diversos temas sobre los que se ha interesado en la vida, y que ha estudiado autodidácticamente. Taquigrafía, y dactilografía al tacto. Próximamente, concluirá la escritura de una obra de teatro. Se tratará de una comedia con solamente cuatro personajes, en tres actos. Ha sido Columnista de radio. Es Columnista de Voz al Mundo.

 

 

 

URLS:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la siguiente hay 20 Blogs visitables, algunos son libros extensos, otros ensayos diversos, hay relatos cómicos, relatos de aventuras, etc.

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

 

En la siguiente hay alrededor de cincuenta entradas entre cuentos cómicos y de humor cortos, pensamientos, opiniones, y etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

 

 

 

 

La dirección electrónica del presente en el que hay 22 libros de jovialiste, algunos bastante extensos, y más de un centenar de ensayos, relatos, cuentos, columnas de radio, etc, es:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

 

—————&—————————–

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

—————&—————————–

SI DESEA COMUNICARSE CON GRAND JOVIALISTE:

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

————–&—————-