PARA DIVERTIRSE LEYENDO 5, por G. Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux Clement).

Foo-fighter – CHILE – SINCRONISMOS -LA SIMETRÍA EN EL UNIVERSO – Dr. MICHAEL W. OVENDEN (Ed. Eudeba, Bs As, 1.964) – NEW YORK TIMES – PTUAMOTUS –

PARA DIVERTIRSE LEYENDO 5

 

por

 

GRAND JOVIALISTE (Dr. Eduardo Brieux)

 

IMPRESIONES Y EXPRESIONES DE UN VIAJERO DE LA WORD WIDE WEB

 

———-&—————-

AVISO LEGAL:

COPYRIGHT 2.002.- DR. EDUARDO BRIEUX –

DEPOSITO LEGAL Nro. E. 179.439/2002.

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL REAL O VIRTUAL.

——&———

 

“Entre OVNITAS y HUMANOS generalmente los encuentros son privados, o casi privados. No en sociedad. Hay quietud en

el vecindario. Un viejo toma Sol.

Suceden en lugares solitarios, o en el reducto de una casa, o en el de un cuarto de dormir, o en un pasillo, o en un callejón sin

salida.

¿Y en la mente de ciertas personas ejercitadas en el arte de estafarnos?

Advertimos que algunas personas no ven Ovnis ni Ovnitas. Por ejemplo los músicos, pues parece que no

han inspirado a ningún compositor. ¿Alguien conoce la Sinfonía Ovni? ¿O aunque sea un simple Tango del Ovnita, o la

Chacarera del foo-fighter, etc?

¿Y en materia poética? Tampoco.

¿Qué me digo?

Un importante vislumbre en contra lo constituye la ausencia de testimonios del fenómeno por parte

de los navegantes de veleros o barquitos de placer:

 

¡Nunca ven Ovnis! ¡Ni Ovnitas! .

Y, se trata de gente de distintas nacionalidades, y de formaciones diferentes. Y para corroborar la afirmación dimos un listado

“apabullante” de pruebas en contra de la realidad del fenómeno Ovni, al decir de un lector sagaz.

Idem demostramos respecto de los pintores. No suelen ver Ovnis.

Algunos de estos seres Extraterrestres atraviesan la materia. Me refiero a las puertas cerradas, y a las paredes. ¿Huelen a

madera o a ladrillo?

¿Cómo protegerte? ¡Por más que pongas cadenas y cerrojos!

En ocasiones oigo a alguien que me dice:

_”¿Por qué vamos a creer en ésto? Para nosotros pueden ser fantasías”

Yo le respondo:

_Es como lo de los fantasmas. Los testigos abundan en todo el mundo.

Algunos calificados. Y no de ahora, sino desde hace miles de años conforme con crónicas antiguas y aseguradoras de riesgos.

Incluso de la China antiquísima; aislada de Occidente hasta el siglo yeta o trece.

Y algunos los ven hasta en las remotas islas de la bella Polinesia, donde son bien conocidos con el nombre de Tupapaus.

Por otra parte en la isla de Pascua (Rapa Nui), que está aislada en el océano Pacífico – se halla entre la Polinesia y nuestra

hermana república de Chile – desde antes de la llegada de los blancos reciben el nombre de Akuaku.

Y me contestan:_”¡Oh los fantasmas! ¡Ah, las islas Tuomotus! ¡Ah las Marquesas! ¡Ah las de la Sociedad! ¡Ah las Cook! todo

eso me tiene sin cuidado a menos que esté de moda. Espera un momento: Qué bien te queda esa sábana.”

_ Está bien. ¡Ah las Ah!

Pero hasta ahora, ni Fantasmas ni Ovnitas, se han llevado nada de ningún tesoro de caudales de ningún Banco del mundo.

¿Qué significa ésto? ¿Ineficiencia?

A veces las observaciones de Ovnis son realizadas simultáneamente por una gran cantidad de personas.

Puede ser por unos minutos, o por una, dos, o tres, o más horas. Generalmente no pasa más tiempo. O salimos corriendo.

Son miramientos fugaces, al pasar. Ojeaditas.

Los Extraterrestres no parecieran interesarse realmente en nosotros. Despabílense.

No obstante, los testimonios de ciertas personas son contradictorios con esta impresión, ya que según esos dichos los – Ovnitas

– conocerían – a cada uno – de nosotros – al dedillo.

O por lo menos al dedal.

Repito por si alguien no lo leyó: los – Ovnitas – conocerían – a cada uno – de nosotros – al dobladillo.

Insisto el Dobladillo nos conoce.

Incluso la genealogía, los problemas,el idioma, las otras circunstancias personales, las familiares, y hasta el “know how”.

Está bastante establecido que son capaces de comunicarse telepáticamente, al parecer sin barreras por diferencias idiomáticas,

o culturales.

_”¿A qué hora servís la cena?”

No, no. Por la mente, en la propia lengua del receptor.

….”Para nosotros sin sal”…

Deseo volver sobre un tema que me parece muy importante después de cenar; y antes trivial.

Ahora mientras degusto un café vuelvo a conversarles sobre LA VIDA EN EL UNIVERSO del Dr. MICHAEL W.

OVENDEN (Ed. Eudeba, Bs As, 1.964), quien en pag. 67 dentro del subtítulo “¿Existe un fuerza vital?” relaciona un proceso

biológico con uno que se da en el cosmos.

Dice OVENDEN “También se ha sugerido que la habilidad de curarse después de una herida es una propiedad partícular de un

organismo vivo.”

“Pero ¿qué le ocurriría a una estrella si se le quitara una parte? – escribe”.

¿Quién rompió ésto?

Y contesta: “Inmediatamente reasumiría su forma esférica original y volvería a ser perfecta, aunque no tan pesada como en un

principio. Es decir, se habría “curado”. Y habría que darla de alta.

Agrega OVENDEN: “Algo muy similar, pero bastante más complicado y más dentro de los dominios de la química que de la

física, ocurre con las células de mi dedo cuando me lo corto, esta simetría de condiciones conduce al organismo a adaptarse a

una nueva condición simétrica, es decir a curarse.” Pero siempre, siempre consulte a su Médico.

Si aplicamos este razonamiento en nuestro campo propio de experimentación Ovni llegamos a la conclusión que nuestra

civilización ha ocasionado una perturbación desestabilizadora de un Subsistema del Sistema Universo. Podría ser demandada

por daños y perjuicios.

Bien puede ser que nuestra salida al Cosmos se ha convertido en un “objeto” portador de señal, y una situación física anterior

de asimetría ha hecho que se desencadenara una fuerza compensatoria de convergencia que impulsa a seres Extraterrestres a

venir hacia la Tierra.

_”El que las hace, las paga.”

La SIMETRIA parece estar en todos lados. Como nosotros estos seres podrían no tener ninguna conciencia de la verdadera

fuerza física, y/o biológica oculta actuante.

Como en las coincidencias. ¿Acaso tenemos conocimiento de lo que son verdaderamente? Pues simplemente: SIMETRIAS.

Y nadie se ha dado cuenta, ni al parecer le importa. ¡Nadie me tiene harto!

Algo que llama la atención es que si realmente han existido contactos reales: ¿por qué conociendo nuestra ignorancia científica

sobre tantos temas, no nos dan una ayudita? ¿Es porque son buenos amigos?

Pues esta falta de acercamiento puede obedecer a la finalidad de no afixiar nuestra cultura con la propia de ellos.

_”Ajjjjjjj. Afloooojennnn.”

O en cambio de una manito brindarnos una patadita, por otra parte bien ganada, y para que nada nos falte. Un servicio

completo.

Hablemos un poco de los testigos de peso más pesado: Policías, astrónomos, pilotos de aviones, científicos, funcionarios, gente

del pueblo, y otros, como el de un redactor de LA NACION. Sumados, varias toneladas.

Los hay que han dicho su verdad, o la verdad, o que juegan al póquer.

Algo hemos oído. Pero no cabe duda que habrá muchos más que han callado lo que vieron por falta de valentía para afrontar el

ridículo, o la desvalorización pública o privada.

“_Es asunto mío.”

“Pero ustedes dan un mal ejemplo. Y de hecho nada más. ”

Me ocuparé del dicho de un redactor del diario LA NACION.

En la edición correspondiente al 5 de febrero de 1.984 bajo el título UN RARO FENOMENO CELESTE se escribió que un

periodista de ese diario conjuntamente con su esposa habrían visto una formación inteligente de quince discos luminosos de

color rojo-dorado.

Los que avanzaban por el cielo de la noche entre las 2.45 y las 2.50 del día anterior en dirección nordeste-sudsudoeste sobre

la localidad de Estancia Chica en el partido de La Plata, sito en la provincia de Buenos Aires, Argentina.

Estos Objetos Voladores dejaron tras sí una estela dorado-blanquecina.

 

La formación consistía en cuatro Ovnis que volaban en forma de punta de flecha a la cabeza de los restantes, quienes estaban

formados de a dos o tres en fondo, y por último guardando cierta distancia iban tres más o guardaespaldas.

El paso de estos Ovnis por el cielo de horizonte a horizonte duró unos cinco segundos. El cronista dijo que volaban

silenciosamente con una velocidad apreciada en tres veces mayor que la de aviones de reacción de esa década; y fueron

contemplados por numerosos testigos.

En la historia de los contactos con los tripulantes de Ovnis no faltan relatos de terror, en los que éstos usan del secuestro.

O efectúan sin anestesia punciones en el cuerpo de los sujetos apresados por ellos. Realizan incisiones con agujas

desusadamente largas. O con instrumentos desconocidos. ¡Torturadores!

_”¿Cómo está?”.

_”Ayyyyyy. ¡MAL!”

Por supuesto contra la voluntad de las víctimas aterrorizadas, excepto algún MASOQUISTA ocasional, u otro tipo de

alienado.

_”¡GRACIAS! ¿Ya se van? ¡Cómo! ¿Que de costumbre les echan? ¡Que desperdicio, que barbaridad! “.

¿Puede ser que esa especie Ovnita sea SADICA?

En tal caso: “POR LO MENOS, LOS SADICOS NO PERMANECEN INDIFERENTES A LOS SUFRIMIENTOS QUE

PROVOCAN”. NATALIE CLIFFORD BARNEY, en PENSEES ´D’ UNE AMAZONE (1.921).

Hay pruebas de la colocación de implantes en ciertos testigos. Por ejemplo, detrás del ojo, o en la frente, o en la cabeza.

También se alberga la sospecha que extraen células de órganos internos, o muestras de humores; y obviamente de mal humor

superlativo.

¿Con qué fin, eh? No creo que haya que escribirlo especialmente; estoy digiriendo la comida caramba.

Bueno, el hombre hace algo con parecida lógica con pájaros, y con diversos animales alados, terrestres, y acuáticos con el

objeto de conocer sus estructuras, sus desplazamientos, sus costumbres, y otros puntos de su interés o conveniencia.

Para citar un botón de muestra respecto de secuestros hare referencia a lo que cuenta WHITLEY STRIEBER en

COMMUNION A TRUE STORY.

Libro encomiado por el New York Times tanto como las maravillas del ejemplar del día siguiente.

 

 

Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux)

 

 

———–&———-