ERLING TAMBS POR LOS MARES DEL MUNDO Y SU PLACER DE VIAJAR COMO UN REY, por G. Jovialiste, escritor (Dr. Eduardo Brieux Clement, abgado)

ERLING TAMBS 
POR LOS MARES DEL MUNDO Y
SU PLACER DE VIAJAR COMO UN REY
Por GRAND JOVIALISTE
(Dr. Eduardo Brieux)
———–&—————

AVISO LEGAL:

EL PRESENTE ENSAYO ASÍ COMO LA VERSION ORAL GRABADA, Y LAS RESPECTIVAS REPRODUCCIONES EN CASETES Y EN FOTOPRINT SE HALLAN REGISTRADOS.

DEPOSITO LEGAL en la DIRECCIÓN NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR Nro. E. 67.140

ES PROPIEDAD INTELECTUAL DEL AUTOR.

TODOS LOS DERECHOS ESTÁN RESERVADOS

———–&—————

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

———–&—————

Erling Tambs, y su familia navegaron en el yate Teddy entre los años 1928 y 1931, ya hace más de setenta años.

El libro que escribíó el Noruego Erling Tambs se titula en francés:

LUNE DE MIEL SOUS LES TEMPETES, o sea Luna de miel bajo las tempestades, Editorial Amiot-Dumont.

Y en inglés:

THE CRUISE OF THE TEDDY o sea El crucero del Teddy.

Además se puede leer sobre este viaje en un artículo de ERLING TAMBS titulado:

“A MODERN SAGA OF THE SEAS” (con cincuenta fotografías en blanco y negro de calidad excelente), de la revista THE NATIONAL GEOGRAPHIC MAGAZINE correspondiente a diciembre de 1931.

Es la narración de una navegación de unas 17.000 millas realizada por la pluma de un escritor.

Por eso resultan interesantes sus reflexiones personales con motivo de esta aventura (Recuérdese que sucedía en la década del treinta del siglo anterior).

ERLING dice al respecto:

_ ¿Necesitábamos dinero para vivir? Y se contesta:

_ Solamente el que lograra ganar con mi pluma. No abrigábamos preocupaciones por el futuro de la familia ni por el futuro personal.

“El dinero en el mar nos parecía superfluo.”

Allí hay tanta riqueza natural en forma de aire fresco y puro, de agua abundante, de alimento o pescados, de escenarios que se van renovando.

“Nos esperaban un tesoro de paisajes y de islas tropicales”.

“¿Hubiera yo cambiado mi sitio de capitán del Teddy por el de Rey de un país?”

“¡NO POR SUPUESTO! ¡SI YO ERA UN REY!”

“Mío era este bote, mía era esta hermosa muchacha, y mío era el más alto grado de libertad y de independencia que puede alcanzar un hombre mortal en esta vida.”

“Y lo que es mejor, no era responsable ante nadie.”

“Mi bote era seguro para cualquier agua o mar, y podía llevarme adónde yo quisiera ir.”

 

“Tiempo y espacio estaban a mi disposición aparentemente en forma ilimitada.”

“Sentía el sentimiento de soberana libertad que los cuentos de hadas atribuyen a los Reyes como su privilegio real.”

“Pero claro, también era verdad innegable que había ausencias de equipamiento, que carecíamos de cartas náuticas, de instrumentos, de libros de navegación, y de repuestos.”

“Pero el barco estaba en buenas condiciones.”

“Y LUCÍA GLORIOSO BAJO EL SOL.”

El Teddy era un barco construído en la ciudad natal de ERLING TAMBS o sea en LARVIK (ciudad del sur de Noruega), en 1890, de doce metros de eslora diseñado por el reputado Arquitecto naval Colin Archer, famoso constructor del barco polar FRAM.

Esta embarcación había estado previamente sirviendo entre los fiordos de Noruega como barco piloto de la marina, y por ello contaba con un pasado glorioso pues como es sabido esa región no es precisamente fácil de navegar.

De manera que entre 1890 y agosto de 1928 ya el barco contaba con treinta y ocho años de vida.

Era un velero sin motor algo bastante difícil de maniobrar para un hombre sólo ya de más de cuarenta años de edad que contaba con la ayuda única de una mujer joven – Julia – a quién a lo sumo podía confiar el manejo del timón.

La ausencia de motor convertía al Teddy en un barco anticuado pues en los tiempos modernos el motor es absolutamente necesario en determinados momentos, por ejemplo para entrar y salir de los puertos.

Sin embargo, TAMBS que era novelista, amaba este bote de cuyas líneas y formas se había enamorado perdidamente.

No sabía casi nada de navegación de altura, aunque poseía conocimientos de nivel marinero adquiridos durante ocho años de trabajar como tal en grandes barcos.

¡A bordo del Teddy llevaba cajas de agua con 1.500 litros de agua para beber!

No. No le iría a faltar el agua. No Señor.

Antes de partir para poner en condiciones al Teddy gastó cerca de trescientos dólares obtenidos como un anticipo por artículos periodísticos a escribir en el futuro para un diario Noruego.

No obstante realizar él mismo muchas reparaciones sacando dinero de sus ahorros gastó otros dos mil dólares más en el bote:

En pinturas, en velas, en ropas, en cosas diversas, en herramientas, en provisiones, en lo más caro que a veces es etc.

¡Necesitaban muchas cosas!

Todo el dinero desapareció en cosas para el viaje proyectado alrededor del mundo.

El trayecto desde Oslo, en la Noruega hasta el puerto de Le Havre, en la France o Francia, fue navegado con un tiempo adverso:

Hubo tormentas repetidas y grandes olas durante dieciseis días.

En determinado instante, apenas poco después de la partida, todo le pareció perdido.

Y en el puerto de LE HAVRE un Coronel Británico que vino de visita a bordo quiso comprar el TEDDY.

_”AMO SU BARCO” – le dijo a Erling.

_ “YO TAMBIÉN”- respondió el novel Capitán propietario.

Hubo un instante de embarazoso silencio por ambas partes.

_ “YO SOY UN HOMBRE INMENSAMENTE RICO” – le advirtió el Coronel.

EL HIJO DEL SR. TAMBS. OBSÉRVESE LA CUERDA SALVA VIDA.

Y TAMBS le respondió con la dignidad de un padre:

_¡NO LO SUFICIENTEMENTE RICO PARA ADQUIRIR ESTE BOTE QUE SIENTO COMO PARTE DE MI VIDA Y DE MI FAMILIA!

Con esa contestación tan digna concluyó la conversación.

Y ERLING reflexionó como un Rey para sí:

ººº _ No, no voy a vender mi reino por unas monedas de oro.

Porque como a renglones seguidos se verá muy pronto con este acto de nobleza auténtica tal vez consiguió la alta protección del Cielo para el que nada pasa inadvertido:

Pero incluso los Reyes como ERLING TAMBS son hombres de carne y hueso, con todos sus defectos, con todas sus debilidades, y algunas hasta en grado superlativo.

Lo que pronto quedó claro cuando en el canal de la Mancha TAMBS se quedó dormido en su lecho, y se salvó por un milagro de ser abordado por los grandes buques que continuamente surcan esas aguas de tránsito intenso.

¿Qué había pasado?

¡SE HABÍA QUEDADO DORMIDO!

NO OBSTANTE SE DESPERTÓ DE IMPROVISO.

Había oído algún ruido desusado, un golpe en algún lugar del barco.

No lo pudo ubicar.

Y estaba tan cansado, que se quedó dormido de nuevo.

Sin embargo, de nuevo oyó un ruidito poco familiar, que se repitió varias veces.

El sonido había sido insistente y parecía provenir del mismo barco.

La Sra. Tambs y el hijo.

Presa de la intranquilidad subió a la cubierta.
¡¡UNA LUZ ROJA CERCA! VIVIÓ UN INSTANTE DE ENORME TENSIÓN NERVIOSA EN TANTO DABA UN GIRO AL TIMÓN PARA QUE SU NAVE EVITARA UNA COLISIÓN AL DIRIGIRSE EN OTRA DIRECCIÓN.

Una voz calma y serena se destacó en el silencio de la oscuridad impenetrable de esa noche noche en un mar sin la luz de la luna.

Y dijo suavemente a su lado, en francés:

_ “USTED TIENE MUCHA SUERTE, MONSIEUR.”

ERLING TAMBS creyó luego que la voz no fue la de un ser vivo, sino la de un Espíritu benévolo que a tiempo lo había hecho despertar mediante ruidos producidos en su bote.

Y que había conseguido que subiese a la cubierta antes de que se pudiera producir un choque o abordaje con otro barco que navegaba en las proximidades del Teddy.

Este episodio de corte parapsicológico no se lo relató a su mujer hasta un año después de ocurrido.

Parece ser que muchos años atrás el Piloto para el que COLIN ARCHER había construído el TEDDY había muerto a bordo.

TAMBS creyó que a éste primer propietario del TEDDY le debían la salvación en este suceso extraño.

El Teddy estuvo en España (en La Coruña), Portugal (en Vigo subió a bordo un nuevo miembro, un perro de policía, el que se convirtió en el más inteligente perro que jamás tuvo, en un vigilador excelente con un temperamento suave), Madera, las Canarias, La Trinidad, Panamá, Cocos, las islas Marquesas, Tahití, Moorea (la más hermosa isla de todas las islas que he visitado), Raiatea, Bora Bora, Tuamotú, Samoa, Nueva Zelandia (Que juzga como uno de los países más hospitalarios del mundo), y Sidney, Australia.

Los tres años de navegación pasaron bien rápido, y sus tiempos diarios estuvieron muy ocupados en diversas labores:

Preparando las comidas,

limpiando los platos ,

cosiendo las velas,

pescando,

lavando ropa,

ocupados en navegar, tan atareados que muchas veces ni siquiera disponían de tiempo para leer.

En Las Palmas donde permanecieron por cuatro meses nació un hijo de la pareja, al que bautizaron Antonio y embarcaron a la edad de seis semanas.

Tambs dice que el aire de mar fue excelente para el bebé marino.

También se aprovisionaron de algunos alimentos que les hacían falta después de haber estado navegando diez meses.

Entre esos alimentos se encontraba el GOFIO.

Se trata de una suerte de harina de maíz que consume el pueblo de las ISLAS CANARIAS antes del tiempo de la conquista Española.

Era el alimento de un pueblo ya desaparecido los Guanches.

Se puede mezclar con un poco de agua, de leche, de te, o de café, y puede ser comido con diferentes alimentos.

El gusto es excelente – escribe ERLING TAMBS.

Tanto él como su esposa Julie Tambs lo consideran un alimento excelente , nutritivo, y completo.

El GOFIO embarcado en el puerto de LAS PALMAS alimentó a la familia TAMBS luego durante muchos meses.

Sobre el GOFIO CANARIO el lector interesado en sus propiedades nutritivas, recetas de preparación, etc, puede visitar el siguiente sitio web:

http://www.gofio-canario.com/index1.htm

¿Qué nos transmite finalmente TAMBS?

“YO SOY FELIZ; SÉ QUE HICE LO CORRECTO CUANDO COMPRÉ EL TEDDY. “

“HE VIVIDO EN ÉL DESDE ENTONCES.”

“HA SIDO NUESTRO HOGAR.”

 

“YO HE SIDO Y SOY MI PROPIO PATRÓN, EL SEÑOR DE MIS ACCIONES O DESACIERTOS, MÁS LIBRE CIERTAMENTE QUE CUALQUIER MONARCA.”

“A LO LARGO DEL MUNDO HE HECHO AMIGOS, BUENOS AMIGOS, Y LA AMISTAD ES UNA COSA MUY REAL.”

“TENGO UNA BUENA ESPOSA Y UN BUEN BOTE.”

“MI MEMORIA Y MI CORAZÓN ESTÁN PLENOS DE RECUERDOS HERMOSOS Y QUERIDOS.”

“ALLÍ DE VERDAD SOY MUY PERO MUY RICO.”

“NUESTRO HIJO HA CRECIDO FUERTE EN LA BRISA FRESCA DEL MAR.”

“¿QUÉ MÁS PUEDO ESPERAR DE LA VIDA?”,

GRAND JOVIALISTE (Dr. Eduardo Brieux)

————-&——————-

E-MAIL:jovialiste@yahoo.com

————-&————

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.